Ficción,  Lecturas,  Relatos

Lecturas para el Día del Libro

Nos encantan los libros, nos encantan las bibliotecas, nos encantan las librerías, nos encanta leer en cualquier sitio. Donde hay libros hay alegría, creatividad e imaginación. Así que hoy celebramos su día compartiendo con vosotros algunas de nuestras lecturas favoritas.

Primero, una selección en directo desde las estanterías de Lluvia Beltrán:

  • Temblor (Rosa Montero):

    «Agua Fría tiene doce años cuando es obligada a comenzar su aprendizaje para ser sacerdotisa del culto del Cristal. En un mundo desolado y en plena decadencia, deberá seguir su frágil intuición y transgredir la ley para iniciar un viaje desesperado en busca de su destino, que no es otro que sanar su mundo. Cada vez que alguien muere, sus recuerdos desaparecen con él, y con ellos, la realidad que alguna vez los sustentó. De enigma en enigma y de éste a un nuevo reto mortal, Agua Fría deberá conocer el origen de su civilización, para evitar que se extinga».

    Es un libro de fantasía, y aunque a mí este género nunca ha sido santo de mi devoción, he de reconocer que este libro me absorbió. Le tengo especial cariño porque es el primero que leí de Rosa Montero y gracias a él (y a la persona que me lo dejó) la conocí. Desde entonces soy fan acérrima y acosadora siempre que el tiempo y el espacio me lo permiten. [Ay, que me desvío del tema]. Volví a leerlo de adulta y me enganchó de nuevo. Tiene una magia especial que lo hace inolvidable.
  • El cebo (José Carlos Somoza): 

    «Madrid. Un brutal atentado terrorista. Un futuro desolador. El Espectador, el mayor y más salvaje homicida de todos los tiempos, anda suelto. La policía va en su búsqueda. Los métodos policiales han cambiado. La tecnología no funciona. Tiene que buscar dentro, en la mente, en los deseos del asesino. Para ello utilizan cebos, expertos en conductas humanas, entrenados para conocer las filias de los delincuentes y manipularlas a través de máscaras. Diana Blanco es la mejor, la más preparada, la única que puede atrapar al Espectador. Cuando la protagonista descubra que su hermana ha sido secuestrada por el asesino, iniciará una carrera contrarreloj para salvarla que la conducirá  a la guarida del monstruo. A partir de este momento se desencadena un trepidante juego de sospechas que llevará a la protagonista a un sorprendente final lleno de acción y erotismo»
    .

    Somoza es otro de mi escritores fetiche, y este libro en especial es de las mejores novelas que ha escrito. Me fascina cómo es capaz de crear mundos distópicos aparentemente irreales pero que llegan a hacer que te plantees que podría ser real. Juega con lo mágico, ,lo paranormal y lo real, siempre con alta dosis de suspense. Si no has leído nada de él, estás tardando.
  • El poder (Naomi Alderman): 

    «¿Y si el poder estuviera literalmente en manos de las mujeres? Una niña en la América profunda escapa de un padre maltratador. Un chico en Nigeria filma a una mujer que está siendo atacada en un supermercado. La hija de un criminal del este de Londres ve cómo su madre es asesinada. Una senadora en Nueva Inglaterra se esfuerza por proteger a su hija. Cuatro personajes que sufren las tensiones construidas a través de siglos de desequilibrio y amenaza están dispuestos a llegar lejos en su determinación por establecer un nuevo orden mundial. Cuatro chicas que descubren que poseen un poder: el de la electricidad. Con un simple movimiento de sus manos, pueden infligir un dolor agonizante e incluso la muerte. Un nuevo poder, extraordinario y devastador, ha llegado y cambiará el mundo para siempre»
    .

    Ya solo leer la sinopsis sabes que tienes entre las manos una novela inquietante, por un lado, y de empoderamiento de la mujer, por otro. He de reconocer que me sorprendió más de lo que esperaba porque en ocasiones me resultó un poco incómodo de leer. Y es que la vanidad, la ambición y la autocracia no entienden de género. Ahí lo dejo.
  • Misery (Stephen King): 

    «Paul Sheldon es un escritor que sufre un grave accidente y recobra el conocimiento en una apartada casa en la que vive una misteriosa mujer, corpulenta y de extraño carácter. Se trata de una antigua enfermera, involucrada en varias muertes misteriosas ocurridas en diversos hospitales. Fanática de un personaje de una serie de libros que él ha decido dejar de escribir, está dispuesta a hacer todo lo necesario para “convencerlo” de que retome la escritura. Esta mujer es capaz de los mayores horrores, y Paul, con las piernas rotas y entre terribles dolores, tendrá que luchar por su vida»
    .

    Me leí el libro porque me encantó la película y me fascinaba el personaje de Anne Wilkes (en ello colaboró el papelón que hace Cathy Bates), y la verdad es que la novela también me gustó y me descubrió a una Wilkes mucho más siniestra si cabe. Creo que para cualquier escritor esta historia forma parte nuestro peores terrores nocturnos. ¿Habrá suelto/a algún/a fan psicópata acechándonos?
  • 1984 (George Orwell)

    «En el año 1984 Londres es una ciudad lúgubre en la que la Policía del Pensamiento controla de forma asfixiante la vida de los ciudadanos. Winston Smith es un peón de este engranaje perverso y su cometido es reescribir la historia para adaptarla a lo que el Partido considera la versión oficial de los hechos. Hasta que decide replantearse la verdad del sistema que los gobierna y somete»
    .

    Esta novela no podía faltar entre mis cinco recomendaciones por una sencilla razón: es la que me abrió las puertas al fabuloso mundo de la distopía. La primera vez que lo tuve entre las manos fue en la universidad, y he de reconocer que no pude terminarlo. Simplemente, no era el momento. Cuando lo retomé de adulta, se convirtió en un libro de culto para mí. ¿Qué puedo decir que no se haya dicho ya de esta obra? 

Y en segundo lugar, un surtido variado de parte de Lula F.:

  • American Gods (Neil Gaiman):

    «¿Es que no hay nada sagrado? Días antes de salir de prisión, la mujer de Sombra, Laura, muere en un misterioso accidente de coche. Aturdido por el dolor, emprende el regreso a casa. En el avión, se encontrará con el enigmático señor Miércoles, que dice ser un refugiado de una guerra antigua, un dios y también el rey de América. Juntos se embarcan en un viaje extraño a través de los Estados Unidos, mientras una tormenta de dimensiones épicas amenaza con desencadenarse. Poco a poco descubriremos que Miércoles es una encarnación de Odín y que está reclutando viejos dioses, cuyos poderes han disminuido por el tiempo y la falta de creyentes, para participar en una guerra contra los nuevos dioses: aquellos que conforman la tecnología moderna.»

    Bien. Abrimos con este libro increíble. Un auténtico gustazo y una de las joyas del Maestro Gaiman. Estoy en proceso de leer todo lo que ha publicado (ya me queda poco), pero este causó un impacto muy particular. El viaje de Sombra y Miércoles es surrealista, onírico, espiritual, intenso y extraño. Si buscas una historia convencional, este libro no es para ti.
  • Cuentos completos (James G. Ballard):

    Aquí no tiene sentido poner una sinopsis porque estamos hablando de una recopilación de relatos. ¿Qué decir? Pues son 1400 páginas de breves maravillas, una detrás de otra. Ballard fue el autor a través del cual me introduje en el mundo de la distopía, así que para mí es particularmente especial. Echadle un vistazo también a “La isla de hormigón”
  • Un mundo feliz (Aldous Huxley):

    Escrita en 1932, Huxley imagina una sociedad que utiliza la clonación y la ingeniería genética para fabricar personas como el que cultiva tomates, para luego repartirlos por castas y lavarles el cerebro para que no den problemas. Además, reparten drogas y son todos felices. Es una auténtica maravilla. Éste y “1984” de Orwell deberían ser de lectura obligatoria. Echad un vistazo a la comparación que hacen de las visiones de los dos autores. Yo soy claramente de Huxley… ¿y tú? Venga, un poco de debate.
  • Sin plumas (Woody Allen):

    Me salgo un poco de la temática fantástico-distópica para presentaros un libro que considero imprescindible para compensar tanta oscuridad. Publicado en 1975, “Sin plumas” es una recopilación de textos satíricos sobre los temas que obsesionan a Allen: Dios, la muerte, el amor y el sexo. Humor inteligente, absurdo y divertido. Forma parte de mi ADN literario y me hace reír cada vez que lo leo.
  • Mundodisco (Terry Pratchett):

    Si os gustan la parodia, la ironía, el absurdo y las frases lapidarias, os gustará Pratchett. Os recomiendo cualquier libro de los de la serie del Mundodisco (un mundo plano sostenido por cuatro elefantes que, a su vez, se apoyan en el caparazón de una tortuga estelar), ya que son historias completamente independientes y no hace falta seguir ningún orden concreto. Mi saga favorita es la de la Muerte (MortEl segadorSoul musicPapá Puerco y Ladrón del tiempo) pero no es la única. Echad un vistazo a esta guía para leer según tus preferencias.